La soldadura MIG / MAG y otros tipos de soldadura

explicación soldaduras MIG, MAG

La soldadura MIG / MAG y otros tipos de soldadura

Es uno de los procesos más conocidos y habituales a la hora de tratar con el metal; la soldadura es un procedimiento ya clásico en las reparaciones o acondicionamientos de automóviles. A pesar de ello, no siempre se conocen bien los diferentes tipos de soldadura que se pueden aplicar, ni las ventajas que conlleva cada uno de ellos. Por eso, en este artículo de Eurochapa2000 hoy vamos a hablar un poco de las características de alguno de los tipos de soldadura más eficaces que podemos encontrar en un taller de carrocería. Soldadura MIG y MAG y otras también muy usadas.

 

Soldadura MIG / MAG

 

La soldadura MIG / MAG es un proceso desarrollado al final de la Segunda Guerra Mundial, cuya difusión fue posible gracias a la reducción de los costos de los componentes electrónicos. Es un procedimiento que aprovecha el arco eléctrico producido por un electrodo de hilo continuo, asegurando la protección del baño de soldadura con un gas de cobertura.

 

En la soldadura MIG / MAG, se crea un arco con la fuente de alimentación a través de la pistola de soldadura, entre el alambre de soldadura y la pieza de trabajo. El arco fusiona el material que se está soldando y el alambre de soldadura. Un alimentador específico proporciona continuamente alambre de soldadura a través de la pistola durante todo el proceso. La pistola de soldadura también proporciona el gas protector.

 

¿Cuáles son las diferencias entre la soldadura MIG y MAG?

 

 

En primer lugar, para comprender las diferencias entre la soldadura MIG y la soldadura MAG, es necesario partir del significado de estos códigos.

El acrónimo MIG significa Metal-Arc Inert Gas, que es el uso de gases inertes para la soldadura de metales. Este tipo de gas no interviene en la reacción que nace entre el alambre y el baño de fusión, para no alterar el resultado.

El acrónimo MAG, por otro lado, significa Metal-Arc Active Gas: los llamados gases activos se utilizan para estabilizar la colocación del arco sobre materiales ferromagnéticos.

 

Soldadura MIG

 

La acción oxidante del oxígeno en el aire es uno de los mayores problemas durante una soldadura: para asegurar la protección del baño de fusión, se introduce el uso de gases inertes. Este principio es la base de la soldadura MIG, que interpone estos gases entre el baño y el oxígeno.

Es una soldadura de hilo continuo: se utiliza un electrodo metálico que avanza automáticamente a medida que se desgasta, actuando como relleno.

Los gases utilizados, principalmente, son Argón (Ar) y Helio (He): el primero proporciona mayor protección al regar más en el baño de fusión, porque es más pesado que el aire; el segundo, al ser más ligero, proporciona una menor protección a favor de una penetración 10 veces mayor, lo que lo hace apto para soldar sobre piezas de gran espesor.

El proceso de soldadura MIG es muy rápido y muy penetrante, lo que lo convierte en la opción más adecuada para trabajar en grandes espesores. Es un método costoso, que se utiliza principalmente para soldar materiales de muy alta calidad.

 

Soldadura MAG

 

Tras la introducción del método MIG, se descubrió que la adición de gases más reactivos tenía un efecto favorable en la soldadura: al mismo tiempo que garantizan la misma protección, estos gases facilitan la transferencia de metal del alambre al baño de fusión.

Así nació la soldadura MAG, que utiliza gases activos: primero el Oxígeno (O2), luego el Dióxido de Carbono (CO2). También en este caso se trata de una soldadura de hilo continuo que utiliza un electrodo metálico como material de relleno, consumiéndose cuando se utiliza.

La soldadura MAG es también una técnica muy rápida, que proporciona alta penetración y estabilidad de posicionamiento del arco eléctrico, además de tener un costo más reducido. Por otro lado, la calidad de la soldadura no es tan elevada: el uso de CO2 provoca un aumento de la corriente necesaria para transferir el spray metálico del alambre a la junta, creando más salpicaduras en el acabado.

 

Diferencias y explicación sobre soldadura MIG/MAG.

 

Virtudes de la soldadura de hilo continuo

 

En conclusión, la soldadura MIG / MAG es perfecta para ritmos de trabajo elevado: al no tener que sustituir el electrodo, garantiza una altísima productividad. La flexibilidad también juega un papel decisivo, ya que permite soldar cualquier metal.

 

Los principales problemas podrían derivarse de la elección incorrecta del aporte de calor: si es demasiado alto, provoca una penetración excesiva y muescas marginales; si es demasiado bajo, conduciría a una falta de fusión, arruinando la soldadura. Hay que prestar atención al rango del gas protector porque, si no se usa lo suficiente, conduce a la formación de porosidad. Esto indica que solo debemos confiar en profesionales con experiencia para llevar a cabo este tipo de trabajo.

 

¿Qué es la soldadura por puntos?

 

La soldadura por puntos (también conocida como soldadura por puntos por resistencia) es un proceso de soldadura que se utiliza principalmente para soldar dos o más láminas de metal mediante la aplicación de presión y calor con unos electrodos al área de soldadura.

Funciona al poner en contacto electrodos de aleación de cobre con las superficies de la hoja, por lo que se aplica presión y corriente eléctrica y se genera calor por el paso de la corriente a través de materiales resistivos como los aceros con bajo contenido de carbono.

No hay comentarios

Comenta

Comenta
Nombre
Email
Web